miércoles, 8 de junio de 2011

Buscando el calce en tu kayak


Mucha gente compra kayaks que son demasiado grandes para ellos, esto puede ser en base a la falsa creencia de que “es para expedicionar”. La mayoría del tiempo tu kayak va a estar casi vacío con el equipo de día o de fin de semana y la salida ocasional de una o dos semanas  en el año.
Un kayak vacío se asentará más alto en el agua que uno completamente cargado. Similarmente un kayak más grande se va a asentar más alto sobre el agua y será afectado más por el efecto del viento que uno más pequeño. Si tenés que considerar colocarle lastre a tu kayak para la mayor parte de tiempo en el agua, entonces éste es demasiado grande para vos. Esto va a instalar una restricción en tu remada.

Chequea la posición de la parte alta de tu pelvis en relación al borde del cockpit . Si está por debajo entonces el bote probablemente es demasiado grande para vos, escorar será difícil, la remada hacia adelante será menos eficiente y vas a golpear tus codos en el borde del cockpit más veces de las que puedas contar. También vas a terminar remando con tus hombros encogidos, usando la mayoría de los músculos del cuerpo superior sólo para sentarte en el kayak antes de que inclusive comiences a remar. Si tu pelvis está sobre el borde del cockpit, entonces el bote se va a comportar con la intención de su diseñador. Vas a poder escorar tan lejos como tu flexibilidad lo permita.

Obviamente cualquier tipo de relleno puede ser añadido en la parte superior del asiento, esto va a traer tu pelvis a una mejor altura pero también reducirá un poco la estabilidad de tu bote. Otro efecto para levantar la altura de tu asiento es bajar efectivamente la zona de apoyos de las rodillas o las musleras. Esto puede hacer al cockpit incómodo forzando tus rodillas a una posición más baja, por lo tanto más recta y de  estar más juntas también. Esto en si mismo, no es un problema pero la mayoría de nosotros encontramos esta posición de sentados un poco torpe y limitante de la performance de la remada.


ALTURA DE LA PARTE TRASERA DEL COCKPIT:

La altura del canto del cockpit detrás tuyo puede ser crítica si usas un roll de cubierta trasera. Algunos cockpit tienen cantos muy altos y mientras éstos pueden ser usados como un descanso adicional, puede también causar un montón de problemas ya que estás forzado a una posición hacia adelante en un roll dinámico.
Con un borde bajo atrás es posible tirarse hacia atrás para el rolido, pero si es demasiado bajo entonces el agua puede juntarse y filtrarse a través de tu pollera dentro de tu ropa  y constantemente terminás con la zona de los riñones fría y húmeda.

ANCHO / MANGA:

Con los kayaks más grandes hay una alta posibilidad de que tengas que usar una pala más larga para alcanzar el agua. Esto en sí mismo no es un problema, pero más largo significa más pesado y más pesado significa más trabajo. Si el kayak es muy ancho, cualquier palada hacia adelante que hagas automáticamente se convertirá en una palada para virar, debido a que la hoja está más distante de la línea central del bote. Vas a terminar haciendo una serie de remadas en barrido que van a hacer que el kayak menee en su paso por el agua.

No existe kayak que  vaya a navegar en una absoluta línea recta, pero limitando la cantidad de rotación de lado a lado que introducimos, nos hacemos mucho más eficientes. 
Un kayak más ancho probablemente tendrá un asiento ancho. Esto significa que: o tenés una parte posterior más amplia o , con un sentido más práctico,  vas a aplicar algo de relleno a los lados del asiento. Este relleno debería asegurarte un calce más ajustado pero no muy apretado. Vas a desear “sentir” el kayak a través de tus caderas siempre pero no estar completamente restringido por éste.

Hay una escuela de pensamiento que recomienda tener un calce  muy flojo. Esto te permite moverte más dentro del interior del área del cockpit  pero obviamente te da menos contacto con el bote. Imaginate, con el kayak girando siempre hacia el viento en un cruce largo,  de ser  capaz de mover tu peso corporal hacia un lado para inducir una escora. Esto resultaría en que no estés obligado a remar continuamente de un sólo lado y reduciría la fatiga de sostener o trabar tu rodilla bajo cubierta. Sin embargo, haría cualquiera de las destrezas de más alta performance más difíciles debido a que tendrías menos asidero del kayak.



ALTURA DE LA CUBIERTA  DE PROA:

Un kayak más grande implica una cubierta más alta, lo que significa un movimiento de remo más alto también. Mientras este movimiento alto no es malo, puede ser difícil ajustarse a él, ya que especialmente tus hombros tendrán que hacer bastante más trabajo que el que harían con una cubierta más baja. Hay también más chances de golpear tus manos en la cubierta u otras piezas de equipo localizado allí. Si el kayak es particularmente grande en relación a tu tamaño, la cantidad de kayak que esté arriba o sobre el agua se verá afectada por el viento hasta hacer casi imposible remar en cualquier cosa que no sea una brisa suave.

TAMAÑO DEL COCKPIT:

Algunos palistas usan el cockpit más pequeño de estilo oceánico creyendo firmemente que tienen más seguridad y mejor control del kayak. Sin embargo con la idea que los fabricantes han instalado del calce en un cockpit estilo “ojo de cerradura” más grande, estos argumentos caen.
La elección en último término es tuya, ambos tienen beneficios e inconvenientes.


El cockpit oceánico es mas difícil para ingresar y salir en apuros. Si tenés pies grandes y piernas largas, probablemente tendrás que usar tu pala de soporte. Sin embargo si, como yo, tu vista se está poniendo más mala con los años, el beneficio de tener tus cartas más cerca no puede ser subestimado. También es posible tener mucho más equipo en tu cubierta delantera pero esto no es necesariamente una buena idea.


Con un cockpit “ojo de cerradura” tu carta va a estar un poco más lejos a menos que tengas una pollera que tenga puntos que permitan atar cartas. Una carta en tu pollera puede ser un estorbo o impedimento pero a la vez significa que aún cuando estés fuera de tu bote tendrás todavía tu carta enganchada a vos. La ligereza o facilidad de entrar y salir de un cokckpit  "ojo de cerradura” en un apuro no debe ser subestimada. Es, para la mayoría de la gente, más fácil  sentarse en el asiento, remar lejos del lugar en el que entraste al agua y luego deslizar  tus piernas una a una y finalmente ajustar la pollera en su lugar. Achicar es también mucho más fácil, como también secar el area del cockpit con una esponja. El viejo argumento de la pollera implosionando cuando una ola rompe sobre vos está completamente descartado por la fuerza y la calidad de estiramiento de los materiales que se usan hoy en la polleras.




SKEGS:

Generalmente la mayoría de los kayaks, cuando están cargados uniformente, tenderán al viento, o sea girarán hacia éste.
Imaginate tener un elemento que puedas usar para contrarrestar este giro y liberar tus esfuerzos para ir en línea recta en vez de remar de un solo lado.
Una definición marina correcta de un skeg sería: es una aleta inmóvil en la parte trasera de un barco, y  un timón: es una hoja abisagrada verticalmente,(con un herraje articulado), montada en la parte trasera que es usada para dirigir. Sin embargo, el skeg retráctil moderno y práctico igual se ajusta a la definición.



Hace años algunos fabricantes adaptaron un skeg a sus diseños, el resultado fue que estos kayaks sólo iban a favor del viento. Esto no fue de gran utilidad a menos que ESA fuera la dirección donde querían dirigirse. Este skeg implicaba también que la carga, o la distribución del kayak tenía que ser la correcta.

Una aleta variable fue entonces diseñada  y ésta podía ser desplegada desde el cockpit por una variedad de formas. Rápidamente conocido como Skeg Retráctil, la mayoría de los sistemas usa un cable trenzado de acero inoxidable para tironear el skeg hacia arriba en descanso, lo que es bueno. Estos sistemas también usan el mismo cable para empujar el skeg a la posición de desplegado. Esto es similar a colocar un pedazo de soga en el suelo y tratar de empujarla. La soga se va a arrugar o plegar y también lo hará el cable de control del skeg contra toda resistencia.
Los skegs retráctiles han sido hoy adaptados a la mayoría de los kayaks de mar en el Reino Unido, en general no son diseñados con el kayak pero adaptados casi siempre como algo posterior.

El propósito de un skeg retráctil es dirigir el kayak de acuerdo a las condiciones. Algunos sistemas han sido tan desarrollados y avanzados que necesitarías un grado en metalúrgica con un extra de ingeniería aeronáutica como así también hidráulica, sólo para desentrañar qué está ocurriendo.
 Idealmente cualquier método de despliegue que se use debe ser efectivamente mantenido por cualquier palista de aptitudes mecánicas limitadas ( en una expedición es sensato tener un cable extra junto con las herramientas necesarias para llevar a cabo una reparación).

Como en el caso de cualquier chico que empieza a conducir, el control del skeg es usado como un interruptor de encendido-apagado en la misma forma que el pedal del acelerador. Toma un poco de tiempo acostumbrarse a aplicar el grado de skeg. Dicho esto, la posición general de un skeg retractil será:
-abajo para ir a favor del viento; 
-arriba para ir contra el viento;     
-algún punto entre arriba y abajo cuando el viento está viniendo de costado o de lado. Tal vez una mejor forma de entender la posición es empujar el control hasta donde el viento empieza a venir relativamente de frente.



TIMONES:

Los timones cuando son adaptados a los kayaks de mar son una pieza de equipo de la cual se hace abuso frecuentemente; la mayoría de los palistas los usan como el elemento principal de giro en vez de utilizar su habilidad como palista. Un timón provee un medio adicional de girar un kayak, como también un rumbo adicional, como el skeg. 
Sin embargo un timón  usualmente va a impedir un giro muy cerrado con el kayak bien escorado, y en un mar agitado el timón puede pasar la misma cantidad de tiempo fuera del agua como dentro.  Además la  numerosa cantidad de partes de un timón, desde el reposapiés o pedalera hasta el herraje, están propensos al daño y requieren mantenimiento. 



Algunos kayaks son diseñados con el uso de un timón en mente (a menudo los kayaks de carrera, que permiten al palista concentrarse más completamente en hacer que el kayak vaya hacia adelante que en dirigirlo con la pala), pero la mayoría de los kayaks van a desempeñarse mejor con la aplicación de un uso sofisticado de la pala en vez del timón. Como con un skeg retráctil, lo simple es lo mejor, y recorda llevar partes extras siempre con vos. Un cable de control extra podría ahorrar un gran pesar en cualquier salida de más de dos horas.

3 comentarios:

  1. Como siempre con buena y útil información, los felicito amigos!!
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. muy buena informacion!!!!!!!! una pregunta, como se si una popa de kayak esta diseñada para timon o skeg????

    gracias saludos!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar